Ir al contenido principal

Entradas

Con P de Párkinson

Con P de Parkinson intenta ser un blog para aquellas mujeres que deseen expresar sus sentimientos y su vida a raíz del parkinson. Esa dualidad de lo que sentimos ser y lo que somos,  entre nuestro deseo  y nuestra realidad. Mirarte al espejo y ver como tu expresión va cambiando. Pequeños signos que pasan desapercibidos para los demás y son tan físicos para nosotras. Vivir con esta enfermedad no es fácil, con ninguna lo es, y cuando te dicen que bien estás, que bien te veo, yo me cambiaría por ellos en ese momento. Queremos crear conciencia sobre el Parkinson de Inicio Temprano y la mujer, para que los síntomas se valoren diferente al de las personas mayores diagnósticada de Parkinson . Se necesita más investigación sobre el impacto del Parkinson en los jóvenes y en la mujer. Paqui Ruiz 
Entradas recientes

Fuerza y determínacíón

  Soy Christine Jeyachandran. Hace siete años me diagnosticaron la enfermedad de Parkinson , cuando tenía 37 años. La gente se sorprende de que tenga Parkinson por mi edad y también porqué soy abierta sobre ese tema. Era difícil al inicio incluso en el año 2018 escribí: “ A veces me siento triste. Esta enfermedad me empezó demasiado joven, sólo tengo 41 años. Siento la pérdida de lo que no puedo. Espero que pueda estar allí para mis hijos cuando sea mayor y estar llena de energía y fuerza ” .  Pero en mi viaje he demostrado que no debo esperar lo malo para  actuar, para cambiar mi destino con fuerza. Para mi los   ejercicios ligeros, no funcionaban. Mis síntomas de parkinson empeoraban,  mi mano izquierda temblaba y se afectaba mi capacidad de caminar y mis brazos. El ejercicio ligero no me ayudaba, para evitar que mi cuerpo se deteriore más en el año 2018 decidí tomar clases, 3 veces a la semana de gimnasia artística, empezando 1 hora por semana de clase y subiendo a 2 horas .  

Se busca mujer española, famosa... y con párkinson

  En el imaginario colectivo la enfermedad de Parkinson se asocia a un hombre, blanco, mayor y cuyo principal síntoma es el temblor corporal. Sin embargo,  hay otras realidades sobre esta enfermedad que suelen ser desconocidas . Laura y Ana estaban en la treintena cuando fueron diagnosticadas y Paqui tenia 48 cuando finalmente le dieron el diagnóstico. Las tres tienen lo que se llama párkinson de inicio temprano, es decir, diagnosticado antes de cumplir los 50 años. Se conocieron a traves de las redes sociales y desde hace algún tiempo  comparten su experiencia en un blog  que se ha ido poblando de las historias de otras mujeres que, como a ellas, padecen esta enfermedad. Muchas cuentan sus vivencias de forma anónima porque ni siquiera quieren que sus familias sepan que tiene párkinson. Ahora las tres quieren empezar una campaña para  visibilizar la realidad de las mujeres que padecen esta enfermedad y animar a otras a hablar públicamente de ella . El problema, afirman, es que en nuest

Parkinson en mujeres

El riesgo de presentar la enfermedad de Parkinson (EP) es el doble en hombres que en mujeres. ¿Por qué hay mayor riesgo según el sexo biológico de una persona? No se sabe muy bien. Por un lado, hay estudios que demuestran que hay una disparidad en la atención a la mujer por parte de especialistas. En otras palabras, las mujeres consultan a especialistas menos que los hombres por lo que podrían tener la enfermedad y simplemente no saberlo. Pero, además de estas diferencias asistenciales, se cree que podría haber diferencias biológicas. La incidencia y prevalencia de la enfermedad en mujeres postmenopausicas se equipara a la de los hombres. Además, las mujeres que presentan una menopausia precoz o tienen una histerectomía tienen más riesgo de padecer esta enfermedad y las mujeres con una dosis acumulativa mayor de estrógenos a lo largo de su vida tienen un riesgo menor. Por este motivo, muchos estudios se han centrado en averiguar si las hormonas sexuales, como el estrógeno, pueden t

Un trío amoroso: tú, yo y el Párkinson

  Ay, el amor. Qué bonito es el amor. Y qué difícil puede llegar a ser materializarlo en la vida en pareja. Si, además, hay un diagnóstico de párkinson en medio la cosa puede enredarse aún más. Tanto si uno es joven como mayor, tenga una relación que empieza o una muy consolidada, sea promiscuo o pase de rollos, tener párkinson es un meteorito en la vida amorosa de cualquiera. Las novelas hablan de encuentros y desencuentros, de pasiones fogosas y de compañerismo hasta la muerte, de infidelidades y de celos, de desamor y malentendidos, de reencuentros y despedidas. El párkinson no es muy romántico. En El arte de amar el filósofo Erich Fromm nos recuerda que no hay amor posible hacia los demás si uno no se ama a sí mismo. A nadie le gusta padecer párkinson. Aceptar esta enfermedad neurodegenerativa es aceptarse a uno mismo con un trastorno que forma parte de su persona. Así pues, antes de interrumpir la vida en pareja, el párkinson cambia la convivencia con uno mismo y como un efecto ma

La vida sigue quieras o no

    Llevaba tiempo queriendo contar lo que pasa cuando la vida pasa y no pasa nada solo miras por la ventana   Si pasa,   pasará de largo sín tan siquiera mirar atrás el tiempo pasa rápido si disfrutas y lentamente si solo observas   Total  para ver que en tu vida nunca pasa nada y esa nada te absorbe te lleva al mundo de la apatía   Cada día mas torpe mejorar suena a   utopía esa   tanto un solo minuto Cuando la soledad   es tu compañía   60 segundos viendo pasar la vida esperando que algo pase pero ese algo nunca pasa te acobardas, desesperas   Y te aguantas , te frenas que corta se hace   la vida que larga la no vivida la vida vista de espectador   Debiendo ser el   principal actor es algo perdido sin aplausos sin publico ni clamor y la vida sigue quieras   o no   Luchas por ser libre que ilusa Le pones ganas pero siempre pierdes   un dia   ves lo duro que lo tienes solo quieres ser normal no una musa

Bailar, bailar, bailar

Ahora que está tan de moda el baile y a los enfermos de Párkinson  nos viene genial, vamos a hablar un poquito sobre ello. Numerosos especialistas avalan que  el tratamiento del Parkinson a través del baile es una terapia, con resultados contrastados,  porque el baile ofrece algo más como la musicoterapia y las relaciones con los demás . Algunos estudios clínicos han demostrado que el baile es  hacer ejercicio siguiendo un ritmo marcado por la música. El baile mejora los síntomas motores, en particular el equilibrio y la movilidad. Por otro lado, al bailar también puede mejorar aspectos como la memoria, la coordinación, la planificación y la atención. Y para terminar,  las personas que bailan frecuentemente mejoran el estado de ánimo, su relación con los demás. Son pocos los estudios sobre los efectos del baile sobre síntomas motores, función cognitiva y bienestar emocional, al mismo tiempo. Participar en un grupo de baile, o bailar desde casa nos conecta con otros, además de o

Hoy

Hoy mi abuela hubiera cumplido 108 años. Hace doce años y medio que falleció y cada día me acuerdo un poquito de ella. Mi abuela era una persona muy inteligente, en el sentido más amplio de la palabra. Y es que la verdadera inteligencia es aquella que viene acompañada de la generosidad y la empatía que solo las mentes más brillantes y moralmente superiores son capaces de alcanzar. Julia, así se llamaba mi abuela, fue una mujer excepcional. Una persona bella por dentro y por fuera y con una personalidad impactante para una mujer nacida a principios del siglo pasado. Mi abuela fue como una madre para mí, sin dejar nunca de ser abuela. Cuando yo era una niña mi abuela decía que tenía una fotografía suya de pequeña en la que era igualita a mí. O yo a ella. Mi abuela tuvo la enfermedad de Parkinson y la vivió hasta el último minuto con aceptación y resiliencia. Me honra haber recibido el legado genético de mi abuela, a pesar del Parkinson, si ello significa que también he heredado